Páginas Heroicas

Páginas Heroicas de la guerra del salitre 1879. Foro de debates dedicado al tema de la guerra entre Chile, Perú y Bolivia; y otro temas relacionados....
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Renzo Castillo
Soldado
avatar

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 02/07/2014
Localización : Lima

MensajeTema: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Vie Oct 24, 2014 9:18 am

COMANDANCIA DEL BATALLÓN PIÉROLA 29 DE MAYO.
Arica, Mayo 30 de 1880.
A S. E. el Jefe Supremo de la República.
Ecxmo. señor:
Tengo el sentimiento de dirijirme a V. E. para manifestarle
el terrible como trascendental acontecimiento que
acaba de enlutar por completo nuestro hermoso pabellón,
mancillando así la honra de la nación, debido todo al
poco tino e inercia del Jeneral en Jefe del ejército i demas
civilistas, nuestros gratuitos enemigos.
Solo hoi, después de cuatro dias de terrible zozobra, se
ha tenido en este puerto noticias exactas del combate librado
en las alturas de Tacna el dia 2 6 de los corrientes,
que como V. E. verá no pueden ser mas funestas para
nosotros. El citado dia, de 9 a 1 0 A. M. se trabó el
combate entre los ejércitos aliados i el invasor, i después
de un reñido ataque, fué completa la dispersión del
ejército boliviano, sosteniendo fínicamente el nuestro por
algunas horas mas la batalla; pero la falta de un jeneral
aguerrido i acreditado, dio por resultado la victimación
de la mayor parte, i la dispersión del resto do ese puñado
de valientes que defendian la honra de nuestra mancillada
patria, pues el Jeneral Montero, con el círculo de jefes
civilistas que lo rodeaban, fueron los primeros que se retiraron,
llevándose consigo varios cuerpos que éstos comandaban,
quedando nuestros enemigos dueños del campo
i en completa posesión de Tacna.
En este puerto, que aun ostenta nuestro hermoso bicolor,
estamos todos resueltos a sucumbir antes que permitir se
siga escarneciendo el buen nombre del Perú por esa falanje
de hombres ambiciosos, que posponen el nombre de
la patria a sus ambiciones personales; aquí donde solo
nos encontramos tacneños e iquiqueños, pues solo esta
plaza está defendida por las dos divisiones Tacna e Iquiue,
ascendente ambas a la cifra de 1,800 hombres, en
onde no se encuentra un solo individuo que no sienta
circular por sus venas sangre hermana, se estrellará la
ambición chilena o Arica' desaparecerá i con él nosotros.
Ayer 2 9 de Mayo, dia de gloria que ha legado V. E. a
su patria con su heroica acción en Pacocha, le cupo la
satisfacción al suscrito i al cuerpo que comanda de encontrarse
de servicio, por consiguiente, fuera de la población,
esperando por momentos ser atacados, pues, parte
de la caballería enemiga se puso a la vista; pero ya sea
por el mal estado en que debe encontrarse el ejército invasor
o ya por planes que nos son completamente desconocidos,
no se ha intentado hasta la fecha el ataque.
Ellos son, Excmo. señor, una parte de los principales
detalles que he recojido i que por parecerme de vital
importancia, no he podido menos de poner en conocimiento
de V. E., quedando el suscrito haciendo votos
porque el Eterno conserve siempre la preciosa existencia de
V. E., que es el único hombre llamado a redimir el ultrajado
honor de nuestra patria.
Dios guarde a V. E., Excmo. señor.
CARLOS A. BELAUNDE
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul Olmedo D.
Soldado
avatar

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Localización : Santiago, Chile

MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Vie Oct 24, 2014 9:33 pm

¿ No fue el comandante Belaúnde el que se retiró de Arica en vísperas de la batalla ?
     Lo consulto porque no estoy plenamente seguro de que se trate de la misma persona.
     Si lo fuera, cabría contrastar el tenor de esta carta con aquellas que suscribe - en esos mismos días -  el comandante de la guarnición, coronel Francisco Bolognesi, y que se encuentran publicadas.
     Ambos hablan de luchar hasta el final, y sucumbir por su bandera.   Pero es sólo Bolognesi el que hace buena su palabra y cae por su patria con honor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Renzo Castillo
Soldado
avatar

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 02/07/2014
Localización : Lima

MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Vie Oct 24, 2014 10:21 pm

Asi es, es este personaje junto a otros de menor rango los que desertaron y huyeron de Arica aprovechando las sombras de la noche. He publicado la carta para contrastar sus palabras con los hechos y resaltar las disputas y mezquindades politicas en el Perú de aquella epoca.  Agustín Belaunde habla de Montero de haberse retirado de Tacna, días antes de que el fugara de manera infame de Arica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul Olmedo D.
Soldado
avatar

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Localización : Santiago, Chile

MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Sáb Oct 25, 2014 8:47 pm

Si.  Ahora reviso una nota al respecto.   No fueron mas de 25 en total los que abandonaron Arica antes del choque.
     Lo que interesa a la Historia, desde luego, es que más del 99% se quedó y luchó.  No hubo ninguna confusión ni engaño por parte de la guarnición de Arica que optó por combatir : sabían perfectamente a lo que se enfrentaban y los alcances de su decisión. 
     Yo he relatado por ahí, en otro foro, que cuando yo era muy pequeño, en los colegios de mi patria se acostumbraba a celebrar el Asalto y Toma de Arica con una representación.  Los chicos nos disfrazábamos de época y revivíamos, con bastante torpeza, la batalla.
      Desde luego, todo el mundo quería representar a Pedro Lagos ese día. Pero hacer el rol de Bolognesi o Ugarte era también muy apreciado, porque los niños entendíamos el sacrificio supremo que habían esos oficiales hecho por su bandera.    Desde entonces aprendí a respetarlos. 
       Nada que haya estudiado o investigado con posterioridad me ha hecho cambiar de opinión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul Olmedo D.
Soldado
avatar

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Localización : Santiago, Chile

MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Mar Oct 28, 2014 4:04 pm

Podemos conversar paralelamente, desde luego, de la Campaña de Tacna y Arica, o "de Moquegua" como también  es llamada, y de aquellas definidas como "Marítima", " de Tarapacá", "de Lima", "de la Sierra (o de la Breña)" y "de Arequipa".    Esta última, casi sin bajas, es también técnicamente una campaña. 

     Al hablar de "Campaña de Tacna de Arica", desde el punto de vista chileno, hay que entender lo siguiente :  la campaña anterior, que llamamos "de Tarapacá" había culminado en una derrota táctica de las fuerzas chilena en la batalla librada en la quebrada de Tarapacá el 27 de noviembre de 1879.  Resultado que implicó muchas bajas chilenas (alrededor de 700, lo que quiere decir, mas que la suma de las bajas de Pisagua, Germania y Dolores), la separación del JEM recién asumido - el coronel Luis Arteaga Ramírez - de su cargo( o sea, que duró como semana y media como JEM) y amargas recriminaciones entre distintos comandantes militares, entre sí y con las autoridades civiles que dirigían la campaña.  Un desastre en el imaginario popular chileno, que prestó su nombre al hecho de armas recién trascurrido :  se le llamó el "desastre de Tarapacá".
      El caso es que las subidas bajas peruanas ( y bolivianas, no hay que olvidar a la humilde "columna Loa" que también se batió en la quebrada ese 27.11) y la carencia casi total de parque y recursos con que debió enfrentarse Buendía el 28.11.79, además de la certeza de que - sin transporte marítimo posible - no contaría con logística alguna, obligaron al comandante peruano a abandonar el campo tan sangrientamente ganado.  Ni siquiera pudo llevar consigo los cañones capturados en combate, y debió conducir su infantería en una terrible, agotadora marcha de tres semanas, sin bastimentos, hasta poner a sus tropas en salvo en Arica.  Una derrota estratégica, como ha sido bien definida.
      Pero con una salvedad que el CJ del Ejército Peruano en Tacna ( CA Montero) no apreció bien antes de poner bajo arresto al general Buendía y a su muy eficaz JEM, el coronel B. Suárez.  Y fue, justamente, el hecho de que esos 3.500 combatientes retirados de Tarapacá - veteranos ya por el sólo hecho de haberse batido bien y con honor en la campaña recién terminada - pasaron a engrosar las filas de las fuerzas concentradas en el departamento de Moquegua.
       Chile vio, pues, frustrado su intento de copar y destruir dentro del territorio de Tarapacá al total de las tropas que lo habían guarnecido.  Y como la guerra implica buscar y destruir a las fuerzas armadas enemigas - concepto que acarrea la conclusión de que, derrotados los ejércitos el teatro de operaciones queda en poder del vencedor - luego de dudar sobre el mejor camino a seguir, optó atacar las fuerzas concentradas en el territorio mas inmediato al recientemente ocupado.
        Esta decisión es clave.   Pudo haberse dirigido el grueso del ejército vencedor en la campaña anterior, mas las reservas preparadas en Antofagasta, inmediatamente sobre Lima.  Nada parecido a las fuerzas que allí resistieron en enero de 1881 se encontraban preparadas aún.   Ni siquiera reclutadas, parte de ellas.   Tampoco la líneas defensivas de Santa Teresa/San Juan/ Monterrico  y Miraflores.   Era factible un golpe de mano rápido sobre la capital adversaria, con relativas probabilidades de éxito, puesto que se encontraba dominado el ancho y cómodo camino del mar.
      Pero no se hizo así.   Se han dado muchísimas razones para ello.  Yo me quedo con dos, que expondré a continuación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Renzo Castillo
Soldado
avatar

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 02/07/2014
Localización : Lima

MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Jue Nov 06, 2014 10:57 am

Don Raul, Dellepiane en su Historia Militar del Perú tomo II en el capitulo concerniente a la campaña de Moquegua, Tacna y Arica expone las dudas que tuvo el comando chileno de atacar Lima o las provincias aledañas al territorio recién conquistado de Tarapacá. Algunos, como bien dice, fueron participes de ir directamente a Lima, según datos de Dellepiane allí habían 12000 soldados reclutas en su mayoría e influenciados por el reciente golpe de Pierola los que los llevaba a un relajo de la disciplina. Fácil hubiera sido asestar el golpe a la ciudad capital, pero hubiera dejado desguarnecido Tarapacá el cual hubiera tambien sido afecto a un ataque y ocupación del mismo por el ejercito del sur recuperando los territorios que acababan de ser motivos de la lucha inicial por tierra. Era este uno de las causas de que se valió para destruir primero el núcleo del ejercito peruano del sur antes de incursionar en la capital peruana.


Última edición por Renzo Castillo el Jue Nov 06, 2014 9:46 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul Olmedo D.
Soldado
avatar

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Localización : Santiago, Chile

MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   Jue Nov 06, 2014 3:46 pm

Y yo diría que el principal, Renzo.
        Dar un salto hacia Lima, dejando con pocas tropas recién reclutadas el recién tomado territorio de Tarapacá (la "prenda" que habría de garantizar el pago de una indemnización de guerra, según se hablaba entonces), significaba dejarlo expuesto a un eventual ataque de las fuerzas concentradas en el departamento de Moquegua. El Ejército del Sur, que mandaba el C.A. Montero.   Aún no se dimensionaba, ni se entendía por parte de Chile, las enormes dificultades de transporte en los desiertos de Tarapacá (pampas pedregosas) y Moquegua (pampas pedregosas y arenas), carentes de agua y recursos.

      Tampoco se hablaba aún de reclamar el propio territorio de Tarapacá como indemnización.  Al menos, no abiertamente por parte de los responsables de la dirección de la guerra.
     La idea se desplegó y se hizo popular entre marzo y abril de 1880, cuando se comprobó la enorme dificultad para desplazar tropas en esos territorios, creando problemas logísticos gigantescos. 
       Los aliados, se especuló entonces, si no habían podido acudir a la costa enfrentarse a la nueva invasión (Ilo y Pacocha, febrero de 1880) tampoco estarían, durante mucho tiempo, en condiciones de trasladarse a Tarapacá para luchar.
      Un primer embarque de salitre se había efectuado en Iquique el 5 de enero de 1880, con ingresos netos y jugosos para el fisco chileno por concepto de tributación. ¿ Por que no nos quedamos con este territorio, entonces ?  La sangre derramada, la bandera, los muertos heroicos y toda la argumentación ad hoc inundaron la prensa chilena.   Idea que se hizo carne, inamovible ya en el ánimo de los citados, de la opinión pública y los propios combatientes después del desenlace de la campaña de Moquegua, el 07 de junio en Arica.   No se acostumbra en tales casos, como supondrás, contabilizar la sangre, la bandera y los muertos heroicos del adversario.      Es posible que la decisión estuviera desde mucho antes en las mentes de unos cuantos elegidos del destino, y que se diera a luz solo entonces, para presentarla como un anhelo popular surgido durante el conflicto  ¿ Quien lo sabe ?    Es mas fácil aparecer acatando el criterio de las mayorías, el clamor de un pueblo.   Durante el siglo XIX era muy difícil poder establecer si habías sido tu mismo quien había inspirado a ese pueblo.
 
  
       La otra razón para operar sobre Moquegua - y no sobre Lima - fue especulativa, y errada, por cierto.   Se estimó que desembarcando en Pacocha e Ilo se forzaría a las fuerzas concentradas en Tacna y Arica a trasladarse a para defender el terreno amagado. 
       Lejos de ocurrir así, Chile tuvo que apechugar con el traslado de sus fuerzas hacia el interior, con un esfuerzo enorme.  Duras experiencias que costaron vidas se vivieron en el desierto, y le enseñaron que descuidar el oportuno abastecimiento de agua, alimento y munición para el combatiente podía costarle la guerra.  Hubo de reorganizar todo el sistema de Bagajes, lo que resultó igualmente ineficaz, al tratar de aplicar la misma carreta utilizada en Tarapacá a las arenas de Moquegua.   Corregir y volver a corregir, incorporando acémilas para el transporte, hasta poner las tropas, descansadas y con agua, frente a las posiciones del Alto de la Alianza el 26 de mayo de 1880.   Y sin opción de retirada, lo que quizás ayudó a la victoria.

--------------------------------------------------------------

        Estimado Renzo.  Si me tratas de Don Raúl me voy desmoralizar.  Cumplí los 74, pero me siento un forista más.  Si no podemos tutearnos entre los participantes del Foro, quiere decir que entendí mal las reglas.   Favor de usar el "tu" con libertad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.   

Volver arriba Ir abajo
 
carta de Carlos Agustin Belaunde al dictador Pierola antes de la batalla de Arica.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» DE LOS OTROS CHAMANISMOS Y CHAMANES
» Carta de Jenny von Westphalen a Carlos Marx
» Don Carlos Idaho Gesell, un precursor + mis vacaciones
» S. Carlos Borromeo / S. Felipe Neri - s. XVIII
» Real Orden de Carlos III

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Páginas Heroicas :: Campañas de la guerra :: Campaña de Tacna y Arica-
Cambiar a: