Páginas Heroicas

Páginas Heroicas de la guerra del salitre 1879. Foro de debates dedicado al tema de la guerra entre Chile, Perú y Bolivia; y otro temas relacionados....
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Hechos durante la 1era quincena de Diciembre de 1880

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Renzo Castillo
Soldado
avatar

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 02/07/2014
Localización : Lima

MensajeTema: Hechos durante la 1era quincena de Diciembre de 1880   Mar Dic 16, 2014 10:53 pm

CAMPAÑA DE LIMA
Les presentó un relato de los acontecimientos acaecidos durante la campaña de Lima en la primera quincena del mes de Diciembre de 1880 con motivo de conmemorarse la efeméride de estos hechos (hace 134 años).
EJERCITO CHILENO:
Transporte del grueso del ejercito.
Las tropas chilenas que estacionaban a lo largo del Caplina, principiaron a llegar a Arica a partir del 10 (de diciembre) y el embarque de todos los elementos terminó el 14. El 15, al mes justo de haber partido el primer escalon, dejó el puerto de Arica el segundo escalón el ejercito,, el que iba a tocar en Pisco un mes después que el primero.
La flota que conducía al grueso estaba formada por 21 transportes de los que 11 iban a remolque. Los buques de guerra que escoltaban al convoy eran el “Blanco”, el “Cochrane”. El “Angamos” y la “O´Higgins” que llevaba un transporte a remolque. En plena travesía alcanzó al convoy el “ Itata”, que venía directamente de Valparaíso  conduciendo al batallón “Melipilla” perteneciente a la primera división.
Además de estos barcos, seguían las aguas del convoy los transportes “Edmond”, “Roberto”. “Elena” y el “Abtao”, con la misión de recoger en Pisco a la brigada Gana, pues así se había perfeccionado el plan definitivo de transporte que se adoptó en la segunda junta de guerra en Arica.
 
Marcha de Pisco a Lurin
Como se había visto al tratar del retraso del segundo escalon, Villagran había recibido orden de trasladar por tierra, de Pisco a Chilca, a su primera división, menos la artillería de campaña, debiendo partir el primer punto citado el 14 de Diciembre a fin de hallarse en Chilca, según los cálculos hechos,  el 22 de ese mes, al mismo tiempo que el segundo escalón.
Esta orden que Baquedano trasmitió a Villagran despachando un barco especialmente encargado de comunicarle los acuerdos de la segunda junta de guerra, era terminante. En la parte considerativa de ella se deba entender al jefe de la primera división que, su puntualidad y buena ejecución dependía el éxito del plan general.
A pesar de esto, el comandante de la primera división no se aventuró en el desierto sino después de enviar varios reconocimientos para estudiar la situación y rendimiento de las aguadas, habiendo hecho practicar, además, algunos pozos suplementarios en el cauce del Topará. El 13 resolvió marchar, para l oque reunió en Tambo de Mora a todas las tropas de la División.
En Tambo de Mora se alarmó nuevamente por la escasez de agua que, según últimos informes, iba a sufrir en la marcha hacia Cañete y postergó su salida; pero un oficial enviado  en reconocimiento dio cuenta de que la alarma era infundada y Villagrán ordenó entonces que la Brigada Lynch siguiera al norte el 17, debiendo hacerlo en dos escalones para no agotar las aguadas; el 18 debía seguir el mismo itinerario, en la misma disposición, la Brigada Amunategui.
Con estas indecisiones y retardo en la partida, se hizo imposible la llegada de la primera división a Chilca, en la fecha fijada por el Comandante en Jefe.
EN LIMA:
Mientras tanto en Lima se había procedido a la convocatoria de Reservas el día 3 de Diciembre de 1880. Los reservistas se acuartelaron en los locales de la Universidad Mayor de San Marcos, Cuartel Santa Catalina y Fortaleza del Real Felipe. La concentración final fue en el parque de la Exposición (Hoy de la Reserva) a donde concurrieron miles de ciudadanos de diversas edades y sin distingo social.

El día 6 se había producido en el Callao un combate de torpederas, entre la peruana Arnao que fue atacada por las torpederas enemigas Fresia y Guacolda, siendo aquella hundida de un cañonazo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jorge Ojeda
Soldado


Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 13/08/2014

MensajeTema: Re: Hechos durante la 1era quincena de Diciembre de 1880   Lun Oct 23, 2017 4:33 pm

Completando la información anterior:

A mediados de mes el Transporte “Carlos Roberto” evacua 200 enfermos de la de la 1ª división desde Pisco. Para este mes además se sabe que el Ejército Chileno y la Guardia Nacional Movilizada alcanza su peak, sumado 41.981 hombres. 
El Ejército de Operaciones Norte, mayor fuerza chilena, agrupa a:
19 Regimientos de Infantería (de ellos 5 de línea y el resto cívicos)
6 Batallones de Infantería
3 Regimientos de Caballería
2 Regimientos de Artillería
1 Regimiento de Zapadores
Los otros ejércitos chilenos, compuestos exclusivamente por Guardias nacionales agrupan a:
3 Regimientos de Infantería
10 batallones de Infantería
En total 60 batallones de Infantería
 
2 Llega a Pisco la I/2ª División
 
3 Zarpa desde Valparaíso el “Luis Cousiño” con un batallón del regimiento “Maule” hacía Arica.
 
5 Combate de Torpederas en el Callao
 
10 A partir de esta fecha todas las armas chilenas, que salgan de los almacenes llevarían la “Marca del Estado”
 
13 Zarpa desde Valparaíso el “Itata” con el Regimiento de Artillería Nº 1 hacía Arica.
 
14 Zarpa desde Europa el “Almvinck Castle” con los siguientes pertrechos para Chile:
2 ametralladoras Hotchkins, con 10.000 balas, 4.000 balas Canetgun Nº106 para ametralladora Gatling, 1.500 municiones navales, 30.000 vainillas de munición naval, 6.767 fusiles Gras, 1.952 fusiles Krospateheck, 500 Carabinas Winchester, 200 Comblain, 500.000 balas Inglebert de fusil, 68 Toneladas de Cobre para fabricar balas, 21.335 metros de tela para uniformes.
Galvarino Riveros anuncia que la “Fresia” ha sido reflotada
 
15 Un pequeño accidente en el "Lota", determina que sean transbordados al "Almirante Cochrane" 200 hombres del Aconcagua, afortunadamente para los chilenos las bajas se reducen a algunos contusos, sin mayor importancia
 
16 En el teatro de operaciones, sale con destino a Jagüey el Capitán Villarroel con 8 hombres (4 soldados y 4 chinos) a fin de preparar pozos para la marcha de la 1ª División, en dicho lugar encuentran 25 Granaderos que custodiaban la aguada al mando del Alferez Daroch, quien a media tarde se retira con sus hombres a Chincha Baja, ante la preocupación de Villarroel cuyos 4 soldados no están armados.
 
17 Tras pasar una sobresaltada noche con temor a ser asaltados por tropas peruanas, llegan a las 4 de la mañana 80 Granaderos bajo el mando del Teniente Coronel Benavides quien acampa en Jagüey para alivio de Villarroel, poco después llegarían 160 soldados de la "Artillería de Marina".
 
20 La II /1ª División, la 2ª y la 3ª dejan Pisco.
 
21 El convoy de invasión se ubica a la altura de Chilca.
A las 10.30 el convoy chileno entra en la bahía.
A las 15.00 se despachan dos botes a explorar, estos regresan señalando que no hay enemigos en la zona.
 
22 A las 0600 las naves chilenas se desplazan desde Chilca al norte hacía Curayacu. Las tropas chilenas tienen a la vista el Morro Solar y la Isla San Lorenzo.
Las tropas chilenas desembarcan en la caleta de Curayacu a la I/2ª División (regimientos “Chillán”, “Esmeralda” y “Buin” 1º de Línea).
A las 09.30 el Regimiento Chillán es el primero en iniciar el desembarco, le siguen el “Esmeralda” y el 1° de Línea.
Un destacamento de 90 “Cazadores” bajo el mando del Teniente Coronel Ambrosio Letelier realiza un reconocimiento hasta Lurín no encontrando grandes concentraciones de tropas peruanas.  Esa noche cada uno de los tres batallones desembarcados envía un destacamento de 70 hombres como avanzada a montar guardia.
Un destacamento de 25 "Cazadores" despachados desde el norte bajo el mando del Alférez Almarza enlaza con las tropas de Lynch que marchan desde el sur a la altura de Bujama
El Cuerpo de Ejército del Coronel Cáceres recibe órdenes de marchar de Chorrillos a Pachacamac, el movimiento lo iniciará alrededor de las 19.00 horas.
 
23 A las 4 de la mañana la I Brigada de la 2º División emprende la marcha sobre el valle de Lurín, un destacamento de 25 “Cazadores” sostiene una escaramuza con tropas peruanas del Batallón Pachacamac, pero los chilenos entran al valle hacía las 7 de la mañana, a las 11 ya han entrado en San Pedro de Lurín.
El Cuerpo del Coronel Cáceres solo llega hasta San Juan, y allí permanece.  
 
24 A las 2 de la mañana un destacamento compuesto por dos compañías del “Buin”, 2 del “Esmeralda” y 200 “Cazadores” salen hacía Machay a marchas forzadas, a las 4 de la mañana llegan a Pachacamac, poco después sostienen un intenso combate con tropas peruanas emboscadas, sufriendo un muerto (soldado del Regimiento “Esmeralda” Bernardino Cabrera oriundo de Rancagua), un herido y con el Sargento Mayor Silva herido, la tropa se repliega llevándose 3 soldados peruanos prisioneros.
Durante la tarde es capturado un mensajero de la I Brigada de Caballería “Rimac” peruana que marchaba a Lima.
Zarpa desde Valparaíso el “Itata” con parte de un batallón del regimiento “Maule” y los “Carabineros de Maipú” hacía Arica.
 
25 Es enviada a Pachacamac la I/2ª División.
El Teniente Coronel Ambrosio Letelier con el Escuadrón de “Cazadores” de Alcérreca exploró el camino de la playa de Cochan a Villa.
En el lado peruano, el Ejército de Reserva es situado en Miraflores
 
26 Zarpa de El Callao el bergantín Italiano “Arquímedes”, remolcando un pontón, poco después zarparía la “Garibaldi” remolcando otro pontón y el vapor “Jirafa”
Patricio Lynch reemplaza al General Villagrán en el mando de la 1ª División.
 
27 El Regimiento Curicó sorprende y prácticamente destruye a la I Brigada de Caballería “Rimac”, en el Manzano por la parte chilena muere el 2º Comandante del Curicó Teniente Coronel José Olano y son heridos 4 soldados, por la parte peruana mueren 16 soldados y son capturados 112, entre ellos el Comandante de la Brigada, Coronel Sevilla, el segundo comandante de la Brigada morirá en un confuso incidente al otro día cuando aparentemente se acercaba a las avanzadas chilenas a rendirse.
Abandona El Callao la Corbeta alemana “Ariadne” remolcando una lancha.
Llega la 3° División al campamento de Lurín.
 
28 El Sargento Mayor Manuel Rodríguez realiza un segundo reconocimiento hacía Villa, y captura 1 oficial y un soldado del batallón Nº 71.
La orden del día para el Ejército chileno señala
La  2° Brigada de la 2° División sorprendió a las 8.30 P.M., una fuerza de caballería que venía a incorporarse al ejército de Lima. Venciendo grandes dificultades i operando en caminos intransitables, algunas fuerzas de esa brigada lograron capturar al jefe, algunos oficiales i mas de 100 individuos de tropa. La persecución duró toda la noche i continuará en la mañana de hoi. En celebración de este acontecimiento, que inicia la campaña de un modo feliz, los jefes de los cuerpos dispondrán que inmediatamente las bandas de música toquen el himno nacional al frente de su campamento.
 
Se nombra Jefe del Estado Mayor del Ejército del Centro al Teniente Coronel Egidio Gómez.
El Capitán Juan Rojo de la “Artillería de Marina”, de la guarnición de la Isla San Lorenzo descubre un torpedo enterrado a 20 metros del muelle.
 
29 El Coronel Barboza de la II Brigada de la 2° División chilena emite el siguiente parte informando de la acción de El Manzano
Diciembre 29 de 1880.
Señor general jefe de la 2.ª división:
Tengo el honor de comunicar a US. que a consecuencia de haber llegado a este campamento repetidos denuncios de que se aproximaba una fuerza enemiga de caballería salida de Calango, hice colocar en previsión de todo evento fuertes avanzadas de los distintos cuerpos de mi mando procurándoles una colocación ventajosa desde la cual pudieran observar el movimiento y dirección del enemigo.
El día 27 del corriente a las 6 p. m. el capitán de una de las avanzadas del regimiento Curicó dio aviso de que en dirección a Manzano o Pueblo Viejo se avistaban fuerzas enemigas de infantería y caballería.
Inmediatamente me trasladé al lugar amagado y en previsión de que las fuerzas avanzadas fueran numerosas y de que el jefe enemigo proyectara una sorpresa, ordené que todo el regimiento Curicó se pusiera en marcha con el objeto de reforzar sus compañías de avanzadas y apoyarlas en el combate.
A retaguardia de este regimiento hice colocar cinco compañías del 3.º de línea escalonadas en el trayecto que forzosamente tenía que recorrer en su marcha el enemigo, procurando evitar que en ningún caso pudieran cruzarse sus fuegos y ofenderse recíprocamente.
El resto del regimiento 3.º de línea, Lautaro, batallón Victoria y la batería de artillería, recibieron también órdenes de estar listas para el ataque, y al efecto ocuparon las posiciones que estimé más ventajosas para cortar la retirada del enemigo.
Media hora después de haberme trasladado al sitio que designé como centro de operaciones, el enemigo rompió sus fuegos sobre nuestras tropas, fuegos que fueron inmediatamente contestados por las compañías de avanzadas y poco después por el resto del 2.º batallón del regimiento Curicó.
Quince minutos después de empeñada la acción, temeroso, a causa de la oscuridad de la noche, de que pudieran nuestras tropas ofenderse, mandé parar el fuego, orden que fue puntualmente obedecida.
Veinte minutos más tarde, el enemigo repitió el ataque y dos veces sucesivas con cortos intervalos, pretendió abrirse paso a viva fuerza por entre las filas de nuestra infantería la que repelió con bríos la acometida, consiguiendo tomarles algunos prisioneros y obligándolos por último a ponerse en fuga en completa dispersión con dirección a los cerros que dominan la planicie en que tuvo lugar el encuentro.
A pesar de que la oscuridad de la noche era intensa, ordené a la escasa fuerza de cazadores a caballo que tenía a mis órdenes, saliera a cortar el paso de los fugitivos, designándole al efecto, se apostara en un portezuelo vecino al camino que había dado acceso al enemigo; hice avanzar al regimiento Curicó y acampar diez cuadras más adelante de sus primeras posiciones con orden de emprender antes del alba la persecución. Dos compañías del 3.º de línea fueron asimismo desplegadas en guerrilla a retaguardia de nuestra caballería con el objeto de apoyar sus movimientos.
A las 3 a. m. la infantería designada al efecto, reforzada por la caballería que pocas horas antes pedí al cuartel general y que oportunamente se me envió, emprendí la persecución del enemigo acordonando por los infantes todos los cerros vecinos y enviando pequeñas fuerzas de caballería y de infantería a todas las quebradas y llanos en que oculto o fugitivo suponía estar el enemigo.
La persecución se prosiguió con toda actividad el día 28 y parte del 29, dando los favorables resultados que me prometía. Han caído en nuestro poder tres de sus principales jefes, siendo uno de ellos el comandante del regimiento Rimac, señor coronel Sevilla, 9 oficiales, 1 cirujano, 1 practicante, 1 telegrafista y 12 individuos de tropa.
El número de muertos que durante el combate y la persecución ha tenido el enemigo pasa de 13, entre éstos el teniente coronel 2.º jefe don Baldomero Aróstegui.
Además de las ventajas anteriormente consignadas, se tomaron al enemigo más de 100 carabinas Remington, casi igual número de lanzas y sables y 120 caballos, y como complemento, más de 1.000 animales entre vacunos, lanares y cabríos. Cayó asimismo en nuestro poder el aparato telegráfico de que se servía el enemigo, el instrumental de su banda de música, la documentación del regimiento e importantes comunicaciones privadas y oficiales.
Me es doloroso tener que comunicar a U. S. que el precio de este triunfo obtenido sobre el enemigo ha sido a costa de algunas pérdidas de nuestra parte, siendo la más sensible de todas ellas la muerte del 2.º jefe del regimiento Curicó, teniente coronel don José Olano, que murió en su puesto a las primeras descargas del enemigo. Por lo demás, nuestras bajas se reducen a 4 individuos de tropa heridos del mismo regimiento, dos de ellos de gravedad.
Me hago un deber en manifestar a U. S. el digno comportamiento de los señores jefes, oficiales y soldados del regimiento Curicó que fue quien sostuvo el ataque, como asimismo la disciplina y serenidad que durante la acción observaron las fuerzas de mi mando ocupando cada uno de los cuerpos las posiciones en que fueron apostadas sin que se notara durante las dos horas en que se sucedieron los fuegos del enemigo otros movimientos que los que tuve a bien ordenar, en previsión de que este nos atacara por el flanco. También me es grato recomendar a U. S. los eficaces servicios que durante el combate prestaron mis ayudantes de campo mayor Subercaseaux y capitanes Laermando Tagle Castro y San Martín y el alférez Urrutia, jefe del piquete de Cazadores a caballo que está a mis órdenes, como igualmente los que al día siguiente del combate prestaron en la persecución de los fugitivos y apresamiento de estos los mayores Lira, Pantoja y Villagrán, los capitanes Terán y Letelier, teniente Walker, Fornés y Hermosilla y los alféreces Larraín, Montt y Solar.
Estimo, señor general, que las ventajas obtenidas por la brigada de mi mando en la jornada de la noche del 27, atendido a que el regimiento Rimac, totalmente destruido, era la mejor caballería con que contaba el ejército enemigo, son de alguna consideración y por ella me es satisfactorio felicitar a U. S. como mi jefe inmediato, por su triunfo que inicia de una manera en mi concepto favorable, nuestra campaña sobre la capital del Perú.
No terminaré sin hacer presente a U. S. que tanto en el ataque como en los reconocimientos anteriores, me ha acompañado como ayudante prestando buenos servicios el señor Ángel Custodio Vicuña.
Incluyo a U. S. el parte que el comandante del regimiento Curicó me pasa sobre el hecho de armas de la noche del día 27.
Dios guarde a U. S.
O. Barbosa
30 El teniente Coronel Wood reconoce el camino de Machay a Lima, llegando hasta Ate con 150 soldados de caballería.
Son enviados a la costa los prisioneros de la I Brigada de Caballería “Rimac”.
El Depósito de Reemplazos y Reclutas es subordinado al Ejército del Centro chileno.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Hechos durante la 1era quincena de Diciembre de 1880
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ultimas piezas de 1880
» Nicaragua, 20 Ctvs. 1880
» lOs hechOs del Rey ArturO y sus nObles caballerOs - John Steinbeck
» 1 Diciembre - Mala crítica a AMANECER 1 en la revista Cinemanía.
» 4 Diciembre - Nuevas imágenes de Robert en LA la pasada noche. ( 3 de Diciembre)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Páginas Heroicas :: Campañas de la guerra :: Campaña de Lima-
Cambiar a: