Páginas Heroicas

Páginas Heroicas de la guerra del salitre 1879. Foro de debates dedicado al tema de la guerra entre Chile, Perú y Bolivia; y otro temas relacionados....
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Luis Solorzano
Soldado
avatar

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 02/07/2014

MensajeTema: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Sáb Sep 20, 2014 6:21 pm

La historiografia moderna ha permitido a los nuevos historiadores e investigadores romper con los tabues y hablar en voz alta de aquello que durante mucho tiempo y por diversos factores fueron topicos de los que no se desarrollaba o comentaba. Como parte de los antecedentes a la Guerra de Chile contra Bolivia y Peru, en sustento de los argumentos de Peru sobre las pretensiones continuas de Chile de emprender una campaña de conquista que le otorgara un futuro estable con la obtencion de recursos naturales que carecía y se encontraban en abundancia en los paises al norte. A las muchas insinuaciones que en los circulos influyentes representantes chilenos hacian a sus pares vecinos y que, como se trataban de conversaciones coloquiales no tenian porque verse traducidos en documentos, existen sin embargo, para alegria de unos y para esfuezos y desarrollos dialecticos que intenten menoscabar o devaluar, otros; documentos y testimonios que confirmar los intentos de los estadistas chilenos de menoscabar el territorio peruano no solo directamente sino a traves de sus vecinos. Antecedentes de ese accionar antes y durante la GdP se consignan en este extracto de la Memoria del Ministro de RREE del Peru al Congreso en 1879, que ponemos a vuestra consideracion. Los intentos de post-guerra son otro tema de estudio que lamentablemente no veremos en este foro pero de lo cual hay documentacion tambien para quien quiera encontrar la verdad historica.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Sáb Feb 07, 2015 9:49 pm

Esas proposiciones de Chile a Ecuador, también las mencionan en el libro de Paz Soldán, pero me gustaría antes revisar las propuestas realizadas de Chile a Bolivia.

Transcribo las cartas de Zoilo Flores, Mariano Donato Muñoz, Juan L. Muñoz
(que también están en el pdf que puso Luis)

Carta de Zoilo Flores

"Legación de Bolivia en el Perú 
Lima, Abril 22 de 1879.

Señor Ministro :

He tenido el honor de recibir el respetable oficio de V. E., fecha 11 del corriente, en el que, refiriéndose a las conferencias que hemos tenido sobre los pasos e insinuaciones del Gobierno de Chile para que Bolivia arrebate al Perú la provincia litoral de Tarapacá y el departamento de Moquegua, anexándose Chile el litoral de Bolivia, se sirve V. E. pedirme le trasmita todos los datos que poseyere sobre el particular.

En contestación V. E. se servirá encontrar adjuntas dos cartas de los señores Dr. D. Mariano Donato Muñoz y coronel D. Juan L. Muñoz, personas caracterizadas y actores principales en los sucesos que han dado lugar a una de las innumerables manifestaciones de aquellos propósitos, y cuyos asertos revisten todos los caracteres de la evidencia.

Además del testimonio de dichos señores, que contiene ya la fórmula de ese pensamiento, que constituye una aspiración, y el tema obligado de una perseverante propaganda para todo chileno de alguna ilustración, no es aventurado asegurar que serán muy raros los casos, en que los bolivianos de alguna posición social no hayan escuchado, en el cambio de ideas con los nacionales de Chile, la misma proposición insidiosa, siempre engalanada con el brillo seductor de la conveniencia para Bolivia y con la necesidad de rectificar el error en que incurrió Bolivar al hacer la demarcación asignada a aquel Estado.

Entre esos innumerables casos, y prescindiendo de los que me son relativos con motivo de mi continuo contacto con los hombres de Chile, en mi larga permanencia en el litoral de Bolivia en calidad de abogado, me limito a recordar dos que revisten cierto carácter oficial y de publicidad.

Uno de ellos, que pertenece al dominio de la prensa, es el brindis del señor D. Aniceto Vergara Albano, representante entonces de Chile en Bolivia, pronunciado en la ciudad de la Paz en el año de 1866, pretendiendo convencer a la nación y al gobierno, de la necesidad de rectificar los limites entre los Estados del Pacífico, en el mismo sentido en que ejercía sus influencias oficiales y privadas ante el negociador boliviano y ante el jefe del Estado.

El otro consiste en una serie de idénticas insinuaciones hechas al ilustre hombre de estado, señor Bustillo, Ministro Plenipotenciario de Bolivia, por los directores oficiales y privados de la política de Chile el año de 1872.

Espero que los datos enunciados contribuyan a confirmar, una vez más, la opinión que la América tiene ya formada acerca de la deslealtad y alevosía de que se ha resentido siempre la política de Chile para con sus vecinos, y a rasgar el velo de mentido sinceridad con que pretende cubrirse ante las demás naciones.

Reitero, con este motivo. al Excmo. señor Irigoyen las protestas de mi distinguida consideración y particular aprecio.

Z. Flores.

Excmo. señor Dr. D. Manuel Irigoyen, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú.—Presente"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Sáb Feb 07, 2015 10:06 pm

Carta de Mariano Donato Muñoz

"Lima, abril 21 de 1879

Señor Doctor Don Zoilo Flores
Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Bolivia
Presente.

Señor:
He tenido el honor de recibir su apreciable carta de esta fecha, en la que se sirve indicarme que le suministre los datos y antecedentes que yo haya podido conocer, durante mi vida pública en Bolivia, sobre las tendencias absorbentes del gobierno chileno con relación al li­toral de sus vecinos del norte.

No tengo inconveniente en satisfacer a su patrióticos deseos; y co­mo jamás hice misterio del incidente a que ellos aluden, paso a referirle el motivo y las circunstancias en que tuve ocasión de conocerlo por mí mismo.

Siendo notorio el ofrecimiento que el gobierno del general Melga­rejo hizo al Perú y a Chile para su alianza con Bolivia a fin de comba­tir la “reivindicación española”, excuso entrar en sus pormenores y debo limitarme a hablar del caso en cuestión.

Por marzo de 1866, fue reconocido en La Paz el señor don Aniceto Vergara Albano en su carácter de enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Chile en Bolivia, con el objeto de negociar y con­cluir la alianza ofrecida, y de reanudar las conferencias pendientes sobre límites entre ambos países.

Llenando el primer objeto, el Plenipotenciario Vergara Albano y yo, en mi carácter de Secretario General de Estado y de Ministro de Relaciones Exteriores, procedimos a abrir dichas conferencias. Ago­tadas las discusiones, formulé las bases que, a juicio del gobierno de Bolivia, podrían conciliar los intereses de ambas repúblicas, adoptando como punto de partida la división del territorio disputado, en testimo­nio de confraternidad, y como una transacción equitativa y ami­gable. Fue durante esas conferencias que tuve ocasión de escuchar al representante de Chile la proposición a que se refiere la carta que contesto, esto es: “Que Bolivia consintiera en desprenderse de todo derecho a la zona disputada, desde el paralelo 25 hasta el Loa, o cuando menos hasta Mejillones inclusive, bajo la formal promesa de que Chile apoyaría a Bolivia, del modo más eficaz, para la ocupación armada del litoral peruano hasta el morro de Sama, en compensación del que cedería a Chile; en razón de que la única salida natural que Bolivia tenía al Pacífico, era el puerto de Arica.”


Dicha proposición me fue hecha reiteradas ocasiones por el señor Vergara Albano, puedo decir desde la primera hasta la última confe­rencia, sin haber omitido hacerla directamente al general Melgarejo, cuyo ánimo belicoso trató de halagar con la idea de una campaña gloriosa, que no habían podido realizar sus predecesores. Con tenaz perseverancia apoyaba a Vergara Albano, su secretario don Carlos Walker Martínez, que supo captarse las simpatías íntimas del general Melgarejo, a quien le arrancó el despacho de sargento mayor de ejér­cito, para servirle de edecán, en la campaña sobre el Perú, a que ambos le inducían. Debe existir la toma de razón de este despacho en el escalafón del ejército de aquella época.

No bastó el rechazo leal y franco que Vergara Albano escuchó de parte de Melgarejo y de la mía, para que el gobierno chileno hubiera podido desistir de sus tendencias absorbentes y de sus propósitos esen­cialmente usurpadores; pues hallándome en misión especial en Santia­go, en los días anteriores a la conclusión definitiva del tratado de lími­tes, suscrito allí en 10 de agosto de 1866, por los plenipotenciarios don Álvaro Covarrubias, por parte de Chile, y don Juan Ramón Muñoz Cabrera, por la de Bolivia, el señor Covarrubias insistió con empeño en la demarcación y cambio de litorales que me propuso Vergara Alba­no; y no fue tan sólo Covarrubias, entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, sino también otras muchas personas notables de aquella capital, que nos sugerían la misma idea a Muñoz Cabrera y a mí, bajo razonamientos distintos, pero todos en el sentido de persua­dirnos de que Chile abogaba en favor de Bolivia, y se proponía, única­mente, el equilibrio de los estados del Pacífico y la rectificación más natural en los límites de los tres países.

Viven aún Vergara Albano, Covarrubias y Walker Martínez, así como otros muchos a quienes me refiero: que me desmientan si rehú­san prestar homenaje a la verdad de mi aserto.

Tengo el honor, señor ministro, de suscribirme su servidor muy atento.
Mariano D. Muñoz"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Sáb Feb 07, 2015 11:23 pm

Carta de Juan L. Muñoz

"Señor Dr. D Zoilo Flores, Ministro Plenipotenciario de Bolivia
Lima, Abril 20 de 1879.

Muy señor mío:
Acabo de recibir su respetable comunicación de hoy, en la cual me pide datos sobre la expedición organizada en Valparaíso por el señor General D. Quintín Quevedo, para ocupar el litoral boliviano por Agosto de 1872.

Como fui uno de los jefes de aquella expedición y concurrí a organizarla, conozco los antecedentes y otros pormenores, de que puedo darle conocimiento sin que por ello crea faltar a mis deberes, puesto que aquellos han sido casi de pública notoriedad en Valparaíso.

Obligado el general Quevedo a alejarse del Perú a principios del 72, por pedimento del general Morales que mandaba entonces Bolivia, marchó a Chile y se situó en Valparaíso. Habiendo resuelto organizar la expedición militar, a que Ud. se refiere, invitó a los emigrados en Tacna y otros puntos del Perú, para dirigirnos a aquel puerto, siempre que estuviésemos resueltos a tomar parte en la campaña que él se proponía emprender sobre el litoral boliviano, que debía servirle de base para sus operaciones militares en el interior, con el fin de derrocar la dominación de Morales.

De acuerdo con mis compatriotas, fui el primero en llegar allí y ponerme a sus órdenes. A medida que llegaban los emigrados, fui encargado, en mi calidad de Coronel de ejército, de la organización de la fuerza expedicionaria, dando a aquellos la colocación que les correspondía según sus graduaciones y clases. 

Reunido el número competente para el efecto insinuado, negociado el armamento y las municiones precisas, llegó la oportunidad de embarcarnos en el buque a vela María Luisa, comprado exprofeso para la expedición. En estas circunstancias fue llamado el general Quevedo a Santiago, con mucha urgencia, por D. Nicomedes Ossa, amigo suyo que le servía de intermediario con el Presidente de Chile, D. Federico Errázuriz. Dejándome instrucciones para tener la gente las municiones listas para el embarque, marchó en tren expreso a Santiago y regresó al siguiente día, abatido y desesperado por la grave contrariedad que había sufrido en la capital, y resuelto a suspender la expedición proyectada, disponiendo de los pertrechos acumulados y dándome orden para abonar pasajes individuales de regreso a los demás expedicionarios.

Alarmado yo con semejante determinación, cuyo origen no podía alcanzar, hice los esfuerzos posibles por calmarlo y descubrir la causa de tan extraña resolución. Viviendo en un mismo hotel con el General y mereciéndole su confianza y consideraciones, supe, por fin, que todo procedía de su caballerosidad y patriotismo muy ascendrado, pues habiéndole propuesto el Presidente Errázuriz, como condición de su apoyo y disimulo en sus operaciones, la cesión de una parte del litoral reconocido como integrante de Bolivia, ofreciéndole en cambio ayudarlo con todo el poder de Chile en la adquisición del litoral de Arica e Iquique, había rechazado sin vacilación tan torpe propuesta, renunciando a toda consideración privada de parte de ese Gobierno, y aun a su plan mismo expedicionario, antes que consentir en la infamia que se le proponía. 

Horas después de este conflicto, llegó de Santiago el señor Ossa y tuvieron una larga conferencia, cuyo resultado fue darme contraorden de las medidas que tengo indicadas. Supe por el General, que el señor Errázuriz había retirado definitivamente su proposición, y que en prueba de ello le envió con el señor Ossa una comunicación abierta para el señor Intendente de Valparaíso, D. Francisco Echaurren, en la cual le ordenaba que prestara al general Quevedo el apoyo más decidido para que pudiese realizar su expedición, embarcando su gente y sus armas por uno de los muelles inmediatos al almacén de nuestros pertrechos, dando al efecto las órdenes confidenciales del caso.

Así se hizo en efecto y pudimos realizar el embarque de las armas y una parte de la gente en la "María Luisa" que, a consecuencia de haberse vulgarizado el embarque de armamento, salió en alta noche cortando sus anclas y dejando sus papeles y la mayor parte de la gente expedicionaria, para situarse en una altura convenida y esperar allí al General y al resto de la gente. Fué preciso buscar transporte para conducir la gente y alcanzar la "Maria Luisa". Negocióse pasaje para setenta trabajadores de minas en el pequeño vapor "Paquete de los Vilos" que debía zarpar al Norte, de acuerdo y mediante la influencia del señor Echaurren, que conferenció para el efecto con el capitán del paquete. Por denuncia del joven Michel , voluntario de nuestra expedición, pero seducido por el señor Astigneta que se titulaba secretario de la Legación boliviana en Santiago, fue registrado el paquete, donde solo aparecieron pocos hombres con sus correspondientes pasajes, habiéndose ocultado los demás que se encontraban a bordo, merced a un aviso oportuno y secreto que recibimos de la intendencia por conducto de su ayudante; no resultando sospecha en la requisa, el "Paquete" quedó libre y al amanecer del siguiente día, pudimos embarcarnos el general Quevedo y los pocos que habíamos quedado para acompañarle, zarpando enseguida sin más novedad.

Tales son los hechos que inmediatamente se relacionan con los puntos que abraza su citada comunicación, que dejo referidos bajo la palabra de honor que, como militar tengo por norte, y aprovecho esta ocasión para ofrecer a U. mis sentimientos de alta consideración con que tengo la honra de suscribirme su muy atento y seguro servidor.

JUAN L. MUÑOZ"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul Olmedo D.
Soldado
avatar

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Localización : Santiago, Chile

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Lun Feb 09, 2015 12:02 pm

Cuando se revisan antecedentes que puedan conducir a una verdad histórica, mas vale revisarlos todos.
        Existen, a mi juicio, dos Perú.    El de antes de la GDP, guapeando en el barrio, mostrando los dientes y golpeando la mesa, y aquel que surgió después de la derrota, en que se argumenta un espíritu siempre pacifista y de buena vecindad, casi de cariño con su vecino del sur.  Constituyen una antinomia.

       Tenemos acceso, a través de Internet, a una serie de historiadores peruanos contemporáneos y bien preparados, que exponen amplia y fundadamente sobre esta temática.  Hablo de los señores Javier Tantaleán, Jorge Ortiz, Daniel Parodi, Wilfredo Kapsoli y - muy en especial - de don Nelson Manrique, cuya erudición y amenidad en el relato resultan cautivantes.    Todos ellos son buenos peruanos, y sin duda procuran ser objetivos en sus presentaciones sobre la historia de su patria.

      Últimamente, todos ellos adhieren a una teoría de la que nunca se escuchó hablar en Chile en mi lejana infancia y juventud, hace 60 o 65 años.   Me refiero a aquello de que Perú prácticamente no existía como estado-nación antes de la GDP, y que surgió de ella en tal condición, galvanizado por los ejemplos heroicos de Grau, Bolognesi y tantos otros patriotas que entregaron su vida por la bandera.
      Pero está bien.   Si un país quiere dar esa interpretación a los sucesos, tiene todo el derecho a buscar la explicación que mejor acomode a su idiosincrasia.

       Los citados, sin embargo, reconocen - y aún, abundan - en lo actuado por su patria en el concierto sudamericano en el período 1839 - 1879. Y con énfasis en lo que ocurrió con su amor propio a raíz del triunfo obtenido sobre la escuadra española en mayo de 1866.   De como un discurso machaconamente repetido, pero con poca base real, encantó a la masa y la convenció de un manifiesto destino nacional como líder de Sudamérica, y ello en base a su poderío militar y una superioridad intelectual y cultural de su pueblo.   De como los discursos de sus hombres públicos enfatizaban en un supuesto control hegemónico sobre el Pacífico Sur, expresado como un hecho ya incontrovertible.  Y sumado aquello a muchas, reiteradas declaraciones oficiales que, además de declarar la propia superioridad, sugerían a sus vecinos andarse con cuidado.
        Sería bueno revisar lo que han expresado a este respecto los citados historiadores, además de la abundante documentación que lo sustenta.

       Chile no lo hacía tan mal en ambición de hegemonía en el Pacífico a esas fechas, pero no estaba en condiciones de guapear.   Luego de haber ido a arreglar directamente en Perú lo que estimó era una amenaza cierta a su seguridad, en 1837-39, había decaído en sus finanzas, y abiertamente descuidado sus medios de defensa.    Por ello tuvo un papel opaco en la crisis de 1866, cuando ingenuamente decidió acudir en ayuda de Perú frente a España.   Sus marinos lograron cumplir un rol digno en esa guerra, pero así como Perú salió moral y materialmente fortalecido de su choque del 2 de mayo contra la escuadra hispana, Chile vio su puerto principal, carente de defensas, hecho polvo.  Su economía, resentida, y su orgullo nacional, pisoteado.

        Perú en cambio, hizo oportuno entonces modernizar su marina de guerra en los años 60 y 70', y el vecino del sur, que sabía leer los signos de los tiempos, y en especial, los mensajes entrelíneas del discurso peruano, optó por prepararse.   El encargo de los blindados Cochrane y Valparaíso (luego, Blanco Encalada) a Inglaterra en 1872 alarmó al vecindario.  Y la compra de armamento de infantería moderno - aunque no actualizado - y luego de artillería Krupp, produjo la preocupación que es de suponer.   Ninguna guerra se inicia de un día para otro en la historia, y siempre han signos que van alertando al vecino.
        Chile no tenía como saber, ni suponer, que Perú optaría por comprar - sea por corrupción u otra causa -  armamento de infantería obsoleto y de baja calidad.  Ni artillería anticuada. Ni barcos aptos para la navegación fluvial destinados a controlar las inquietas aguas del Pacífico.
      
         Los países se miraban se pulseaban, pero sabemos hoy que sus respecticos gobiernos en realidad no pensaban en iniciar un conflicto bélico. Las economía estaban debiluchas, y el gasto bélico en una guerra de verdad resultaba aterrador de imaginar.  Ambos mandatarios consideraban, quizás, que bastaría con lucir sus cornamentas para sosegar los ánimos del vecino.

          Cuando los sucesos se precipitaron en 1878 y 79, hubo repetidas declaraciones oficiales por parte de los gobiernos.  Y luego de que estallara el conflicto, verdaderas hemorragias de buena memoria, como el contenido de las cartas que vemos trascritas mas arriba.

           Pero ni antes, ni en los primeros meses del conflicto, Chile hizo declaraciones en el sentido de buscar despojar a Perú de sus territorios, ni menos la destrucción de su vecino.

           La declaración que se trascribe, sin embargo, que también es posterior a la iniciación del conflicto, corresponde a la palabra oficial de las autoridades de gobierno, eclesiásticas y militares de Perú.  Corresponden a las conclusiones del mitín celebrado en Lima con fecha 16 de abril de 1879, y señalan :

       (se acuerda)      "... reducir a Chile a la porción comprendida entre los paralelos 26 y 47 de latitud sur, territorio suficiente para la escasa población de dos millones y medio con que cuenta esa republiquilla.   El Perú, encargado de regir los destinos continentales, debe poseer el Estrecho de Magallanes, para mantener a Chile constantemente sometido a su vigilancia."

         Después de lo cual se comprende que el pueblo chileno, menos de la mitad del peruano en número, haya luchado con furia y desesperación para evitar el desmembramiento territorial anunciado, así como el yugo extranjero con que se le intimó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Icaro Albanese
Soldado


Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 16/12/2014

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Lun Feb 09, 2015 5:45 pm

Aunque en general estoy de acuerdo con Raul, difiero en el último párrafo. 
Perú y Chile tenían casi igual cantidad de población, al igual que Bolivia. Éramos la mitad en número, pero frente a ambos aliados. 

Por otro lado (y un lado bien odioso...), la calidad era distinta. No hablo de lo racial, sino de lo cultural y adaptación a la guerra moderna.
En promedio, el chileno tenía una mentalidad más moderna. Eso lo hacía mejor material para formar soldados y marinos capaces de manejar modernos cañones o acorazados.

Indudablemente Perú tenía gente capaz también. Pero en menor proporción dentro del total de su población. 

Chile se agrupaba en un relativamente corto espacio de terreno, así que el desarrollo cultural era casi uniforme. Podríamos decir que más del 90% de la población era apta para la guerra moderna.
En Perú y Bolivia la cosa era distinta. La gran mayoría de la población era indígena, con casi nulo conocimiento del idioma castellano. Y de poco potencial (cuando empezó la guerra) para la guerra moderna. 
Muchos de ellos fueron movilizados a la fuerza, para crear el ejército de línea que combatió en Chorrillos. Pero el indígena peruano recién tomó la guerra como algo personal en la campaña de la Sierra (Breña), cuando lo propio fue amenazado. Y la forma de combatir fue la que habían usado por siglos. Los mandos peruanos adaptaron la guerra a la forma de combatir de los serranos (breñeros), renunciando a tratar que ellos se adaptaran a la guerra moderna.

En Bolivia fue peor. Aparte de unos pocos indígenas que estaban en el ejército desde antes, la guerra fue de blancos y mestizos. Recién la guerra del Chaco (1932-35) vio la incorporación masiva de elementos indígenas a las filas del ejército.

Considerando esos factores, creo que Chile tenía una mayor población apta para la guerra (del tipo que se dio hasta 1881) que Perú y Bolivia juntos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Lun Feb 09, 2015 11:42 pm

Raul Olmedo D. escribió:

Chile no tenía como saber, ni suponer, que Perú optaría por comprar - sea por corrupción u otra causa -  armamento de infantería obsoleto y de baja calidad.  Ni artillería anticuada. Ni barcos aptos para la navegación fluvial destinados a controlar las inquietas aguas del Pacífico.
      
Toda la razón, y esa es culpa exclusiva de las autoridades peruanas de aquel entonces, dando un caso específico, de la sobrevaloración del Manco Capac y Atahualpa,  Mariano Ignacio Prado, hizo fortuna.

Cuando los sucesos se precipitaron en 1878 y 79, hubo repetidas declaraciones oficiales por parte de los gobiernos.  Y luego de que estallara el conflicto, verdaderas hemorragias de buena memoria, como el contenido de las cartas que vemos trascritas mas arriba.

Pero ni antes, ni en los primeros meses del conflicto, Chile hizo declaraciones en el sentido de buscar despojar a Perú de sus territorios, ni menos la destrucción de su vecino.

Aparte de estas cartas, hay otros documentos de 1872, como actas del Consejo de Ministros, o una carta del comisionado peruano en Londres, donde hablan de rumores que Chile apoyaría a Bolivia para arrebatar costa al Perú, y el apoyo chileno a la expedición de Quintín Quevedo (lo transcribo en otro mensaje) lo que hace pensar que aquello que se dijo en la cartas de Zoilo Flores no fue una invención postdeclaración de guerra.
Además de un editorial chileno donde señala la misma conveniencia a Bolivia a quedarse con el litoral peruano.

Tal vez no hubo declaraciones oficiales al respecto, pero de que la idea ya se rumoreaba luego de la expedición de Quintin Quevedo, eso si es posible.

La declaración que se trascribe, sin embargo, que también es posterior a la iniciación del conflicto, corresponde a la palabra oficial de las autoridades de gobierno, eclesiásticas y militares de Perú.  Corresponden a las conclusiones del mitín celebrado en Lima con fecha 16 de abril de 1879, y señalan :
(se acuerda)      "... reducir a Chile a la porción comprendida entre los paralelos 26 y 47 de latitud sur, territorio suficiente para la escasa población de dos millones y medio con que cuenta esa republiquilla.   El Perú, encargado de regir los destinos continentales, debe poseer el Estrecho de Magallanes, para mantener a Chile constantemente sometido a su vigilancia."

Me parece interesante revisar ese aspecto, creo que aparece la declaración completa en Pascual Ahumada.
Ya que hablas de un mitin, menciono uno realizado el 08 de marzo de 1879, en el que el político Isidoro Errázuriz dice lo siguiente
"Rompamos un poco el velo de la diplomacia, y llamemos Chile todo el territorio donde residen los chilenos, desde las rocas del Estrecho hasta las salitreras de Tarapacá, donde el sudor y el capital chileno hacen florecer la riqueza de un suelo que ha de pertenecernos...."

También  recordar las cartas de Justiniano Sotomayor (abril de 1879) a Daza, donde hablaba de separarlo del Perú e igualmente arrebatar el litoral.


Última edición por Jonatan Saona el Mar Feb 10, 2015 2:16 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Lun Feb 09, 2015 11:54 pm

Esta nota trata sobre la preocupación peruana frente al reciente armamentismo y compra de buques por parte de Chile, además de los rumores que señalaban las intenciones chilenas de ocupar el litoral boliviano apoyando a revolucionarios como Quintín Quevedo.

Nota del Ministro de RREE José de la Riva Agüero al ministro peruano en Chile

"Ministerio de Relaciones Exteriores.
—Señor Ministro del Perú en Chile. 
Lima, Agosto 28 de 1872.

De poco tiempo á esta parte ha cundido cierta alarma en este país, con motivo de los armamentos que, según se sabe, está haciendo el Gobierno de Chile, y especialmente por la compra de dos buques blindados de gran poder, que los ajentes chilenos han mandado construir con cierta reserva en Inglaterra. 
Esa alarma ha crecido últimamente con la noticia de la llegada del General don Quintín Quevedo y su cruzada al litoral boliviano, y en cuya expedición se atribuye cierta ingerencia al Gobierno de Chile.

Después de estos hechos, se ha sabido, con extraordinaria sorpresa, que la escuadra chilena se habia presentado en Mejillones y Tocopilla casi al mismo tiempo que don Quintín Quevedo desembarcaba en las costa de Bolivia. Las sospechas acerca de la ingerencia de Chile, han venido á robustecerse mas todavía; y no es pues extraño que tales hechos, que pueden tener una significación gravísima, hayan llamado la atención pública, de las Cámaras y del Gobierno.

US. sabe que la cuestión de límites entre Bolivia y Chile no ha llegado aun á arreglarse, y presenta serias dificultades para su solución. En tanto que aquella República, apenas salida de una terrible crisis revolucionaria, ha estado ocupada en su organización interna, Chile se ha contraido á preparar sus elementos de guerra y fuerza naval, cuando no tenia motivo ninguno especial que la aconsejara precaverse de enemigos exteriores. No es, pues, arriesgado suponer que tales preparativos hayan tenido una mira hostil y agresiva, cuando no se explican por la necesidad de la defensa.

El Gobierno del Perú, en vista de estos antecedentes, y ante la gravedad de los sucesos apuntados, no puede permanecer espectador é indiferente. La situación que se viene creando en el litoral boliviano, es harto grave; y es por consiguiente necesario que la bandera del Perú esté allí representada. Con este motivo se ha dispuesto que el Huáscar y el Chalaco zarpen para el sur.

US. al recibir la presente nota, solicitará una conferencia del Exmo. señor Ibañez para expresarle los vivos deseos que animan al Gobierno del Perú, de que Chile y Bolivia, ligados por tantos vínculos de común interés, arreglen sus cuestiones pendientes de una manera honrosa y satisfactoria para ambas partes.

Así mismo manifestará US. á ese Gobierno que el del Perú, que en todo caso verá con sumo sentimiento la interrupción de las amistosas relaciones entre esos dos paises, no puede ser indiferente á la ocupación del territorio boliviano por fuerzas extrañas.

S. E. el Presidente confia en que US. interpretando fielmente las miras y el espíritu de confraternidad americana, que lo anima, tratará este asunto con la sagacidad y prudencia que él requiere, y de que US. ha dado tantas pruebas; comunicando á este despacho el resultado de sus gestiones.

—Dios guarde á US.
J, de la Riva-Ágüero."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Lun Feb 09, 2015 11:57 pm

Daniel Ruzo, Presidente de la Comisión de Delegados Fiscales, desde Londres, envía una comunicación al Ministro de Hacienda en el que manifiesta su preocupación por la construcción de los blindados chilenos y el rumor que Chile se apoderaría del litoral boliviano y a cambio ayudaría a Bolivia a obtener Moquegua.

Nota de Daniel Ruzo sobre los rumores de una alianza entre Bolivia y Chile para el intercambio de litoral.

Esta nota fue leída en el Consejo de Ministros, y se sumaría a otros comunicados que se recibieron sobre el mismo tema.

"Londres, a 31 de Agosto de 1872.
S. M.:
Con algunas reservas se habla en esta ciudad de que las Repúblicas de Chile y Bolivia se encuentran secretamente aliadas en contra del Perú. El objeto que se les atribuye es arrebatar a nuestra patria el departamento de Moquegua, para que se lo anexe Bolivia, quien por su parte y en pago del auxilio que recibiría en esa desatentada empresa, cederá a Chile el territorio de Mejillones que le pertenece, y que Chile codicia tan manifiestamente.

Aunque este asunto es del todo extraño al encargo de la Comisión, los deberes del ciudadano celoso de la honra e integridad de mi patria me exigen, no obstante, confirmar por lo que respecta a la Comisión, los informes o avisos que sobre el particular reciba por otros conductos el Supremo Gobierno.

Los periódicos europeos que más se ocupan de las repúblicas sudamericanas y que no se manifiestan, ciertamente muy afectos al Perú, aseguran constantementemente que hay mala inteligencia entre ambas repúblicas; la verdad es que se construyen actualmente para Chile, en los astilleros de Europa, dos fragatas blindadas, y que la Comisión de marinos chilenos encargados de esa obra, no se expresa, según informes privados, en términos muy amistosos respecto al Perú.

El simple hecho de que Chile, país que no cuenta con sobrados recursos fiscales, emprenda la construcción de dos fragatas blindadas, es por sí solo muy significativo; y, a mi juicio, envuelve una amenaza contra el salitre de Tarapacá, que hasta aquí se ha explotado casi exclusivamente en beneficio de Chile, y aun presentándose en los mercados europeos como producto chileno, pero que el Perú tiene que reivindicar, no sólo en la opinión de esos mercados, sino también y de una manera más positiva, convirtiendo ese producto en una verdadera fuente de ingresos fiscales.

Dios guarde a U. S.
Daniel Ruzo"

Acta del Consejo de Ministros
"Sesión del 4 de Octubre de 1872.
Reunidos los señores Ministros que suscriben, bajo la presidencia del señor Ministro de Relaciones Exteriores, el señor Ministro de Hacienda dió lectura a un oficio del presidente de la comisión de delegados fiscales en Londres, el doctor don Daniel Ruzo, en que participa al gobierno la premura con que Chile hace construir, en los astilleros de aquel reino, dos fragatas blindadas de gran poder y los rumores que circulaban allí acerca de una alianza entre Chile y Bolivia contra el Perú, con el objeto de procurarle a Bolivia alguna parte del territorio peruano en cambio de la cesión que la haría a Chile de Mejillones. 
Tomados en consideración los términos de esa nota, se acordó por unanimidad contestarla manifestando al oficiante la satisfacción con que veía el gobierno el celo que le anima y que esperaba no omitirá comunicarle cuanta noticia pueda adquirir con relación a ese asunto.,,”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Mar Feb 10, 2015 12:28 am

Editorial del Periódico chileno "El Ferrocarril", Santiago de Chile, 18 de septiembre de 1872

"No hay antagonismo entre los intereses de Chile y Bolivia, ni hay entre Chile y Bolivia cuestiones provechosas de frontera; esas cuestiones sólo existen entre el Perú y Bolivia. Es Bolivia quien puede ganar adquiriendo una parte del litoral peruano. Chile no necesita del litoral de nadie.

He aquí la verdad.
Por eso, si Bolivia ambiciona rectificar sus fronteras, debe ser nuestro aliado y no nuestro enemigo, en lugar de hacerse aliado del Perú y enemigo de Chile, que nada gana ni nada pierde con que Bolivia tenga buenos o malos puertos, esté cerca o lejos del mar, para hacer sus exportaciones”.


Como verán ya desde 1872 se habla de una posible alianza entre Chile y Bolivia por el tema de la costa, es más éste fue uno de los motivos por el que se firmó el Tratado secreto de Alianza Defensiva de 1873.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Patricio González
Soldado


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 19/08/2015

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Miér Ago 26, 2015 6:01 pm

El problema con las cartas de Donato Muñoz es la oportunidad de la denuncia. Si la hubiera plasmado en sus memorias después de terminada la guerra, o lo hubiera dicho antes de que comenzara, sería creíble. Pero lo hizo a requerimiento de un tercero y en un momento muy oportuno para el gobierno peruano, que necesitaba justificar ante los pierolistas y otros grupos contrarios a la guerra, la decisión de entrar en ella. Sabemos que el personaje era capaz de vender a su madre por unos cuantos pesos y en esa época era representante de los intereses salitreros peruanos en Bolivia.


Por otro lado, la fecha de las insinuaciones (1866), es inverosímil por varios motivos:


1) El presidente de Chile era un anciano falto de energía, incapaz de formular una política de esa envergadura; opinaba que los problemas que no se resuelven solos no tienen solución. Fue su incapacidad para frenar a los exaltados que apoyando al Perú insultaban a España, la que provocó la guerra con esa potencia en 1865.


2) La guerra con España fue motivo que Chile buscara desesperadamente la alianza del Perú, Bolivia y Ecuador y fue el agradecimiento a Bolivia lo que hizo posible la renuncia al territorio hasta el grado 23, consumada en el tratado de 1866. Por otra parte, con el Perú estábamos como para repartir un confite.


3) La guerra con España dejó a Chile postrado y arruinado, y al Perú triunfante y rico. Chile entre 1866 y 1875 no tenía el prestigio ni la capacidad económica ni la militar suficiente para sostener ese ofrecimiento.


4) En 1866, Chile no tenía intereses en Tarapacá que lo pudieran haber movido en esa dirección. No se si había capitalistas chilenos explotando salitre en esos años, pero está claro que no tuvieron dificultades sino hasta el estanco (agosto de 1872) y definitivamente con las expropiaciones de 1875. Después de esas fechas es posible que los expropiados hayan manifestado ideas en ese sentido que hayan sido acogidas por la prensa y hayan madurado al punto que en 1879, junto con comenzar la guerra y la negativa peruana de declararse neutral, surgió la “Política Boliviana”.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Dom Nov 22, 2015 2:49 pm

Revisando el libro "El Tratado Secreto de 1873" de Echenique Gandarillas, transcribiendo un documento de Manuel Yrigoyen (quien se encontraba en Argentina) de fecha 31 de Julio de 1873, dice:

"(Tejedor, ministro Argentino) pasó a decirme que temía que el Gobierno de Chile se hubiese apercibido ya algo de nuestra alianza con Bolivia. Le contesté a esto negativamente; y, entonces, me dijo, que esa sospecha se la había infundido una carta que acababa de recibir de Frías, Ministro de esta República en Chile, de la que me leyó un acápite, que casi literalmente dice lo siguiente: “que el Almirante Blanco Encalada había tenido una larga conferencia con el Presidente Errázuriz, en la que le manifestó que no era justa la pretensión que se tenía sobre la Patagonia, porque nunca se había conocido Chile oriental; que debían conformarse con lo que poseía en el Estrecho, esto es, con Punta Arenas; y que lejos de ser político el promover cuestión a la República Argentina, LO QUE CONVENIA A CHILE ERA ALIARSE CON ELLA CONTRA BOLIVIA Y EL PERU”. Después de esta lectura, le dije al señor Ministro, que estas ideas eran sugeridas por el Folleto que acababa de publicar en Chile, don Marcial Martínez..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Patricio González
Soldado


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 19/08/2015

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Dom Nov 22, 2015 6:08 pm

Jonatan Saona escribió:
Revisando el libro "El Tratado Secreto de 1873" de Echenique Gandarillas, transcribiendo un documento de Manuel Yrigoyen (quien se encontraba en Argentina) de fecha 31 de Julio de 1873, dice:

"(Tejedor, ministro Argentino) pasó a decirme que temía que el Gobierno de Chile se hubiese apercibido ya algo de nuestra alianza con Bolivia. Le contesté a esto negativamente; y, entonces, me dijo, que esa sospecha se la había infundido una carta que acababa de recibir de Frías, Ministro de esta República en Chile, de la que me leyó un acápite, que casi literalmente dice lo siguiente: “que el Almirante Blanco Encalada había tenido una larga conferencia con el Presidente Errázuriz, en la que le manifestó que no era justa la pretensión que se tenía sobre la Patagonia, porque nunca se había conocido Chile oriental; que debían conformarse con lo que poseía en el Estrecho, esto es, con Punta Arenas; y que lejos de ser político el promover cuestión a la República Argentina, LO QUE CONVENIA A CHILE ERA ALIARSE CON ELLA CONTRA BOLIVIA Y EL PERU”. Después de esta lectura, le dije al señor Ministro, que estas ideas eran sugeridas por el Folleto que acababa de publicar en Chile, don Marcial Martínez..."
Entre 1867 y 1873 el gran temor era a la agresión peruana, incrementado en septiembre de 1873 por el conocimiento de la negociación con Argentina de la incorporación al tratado secreto, que el presidente Errázuriz mantuvo en el más absoluto secreto y fue origen de la orden de trabajar 24x7 en los blindados. Chile en esa época sostenía sus derechos en la Patagonia hasta el río Santa Cruz y no creo que se hubiera considerado seriamente una alianza con Argentina. En todo ese período, la única alianza posible habría sido con Brasil, cuya actitud contribuyó poderosamente a que Argentina no se sumara a la alianza contra Chile.


Don Marcial Martínez era diputado, un abogado notable que se distinguió por su falta de sentido político en las relaciones internacionales y no creo que muchos hayan tomado en serio ese folleto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonatan Saona
Cabo
avatar

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 29/06/2014
Localización : Perú

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Mar Ene 26, 2016 10:15 pm

Hay otra negociación u ofrecimiento de personajes chilenos a bolivianos,  aunque no he leído mucha información, pero aparece en el tomo 1 del libro de Gonzalo Bulnes,

El ofrecimiento, tuvo que tener lugar a inicios de 1879, ya que para la fecha de la declaratoria, tuvieron que regresar a Chile.

"En los primeros días del bloqueo pasaron para el sur, en un vapor de la carrera, unos cuantos jóvenes que regresaban del Perú, entre ellos don Manuel Vicuña, don Joaquin Walker Martínez i otros mas. 
Walker Martínez volvía de un viaje peligrosísimo a Puno, a donde habia ido espontáneamente, sin comisión oficial, a ofrecer, en nombre de Chile elementos para derrocar a Daza, a don Casimiro Corral que se encontraba desterrado alli, bajo la base de una posible connivencia de Chile i Bolivia en contra del Perú, ofreciéndole Tacna i Arica en compensación del litoral.  Don Manuel Vicuña había dado un paso análogo cerca del jeneral boliviano Rendón. Ambos estaban bien impresionados de la manera como habían sido acojidos sus ofrecimientos..."

Es de notar la similitud con los ofrecimientos chilenos hechos a Quevedo y Muñoz en 1872, para que los Melgarejistas retomen el poder.

saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Patricio González
Soldado


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 19/08/2015

MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   Lun Feb 01, 2016 8:34 pm

Hola Jonatan

Yo creo que para entender bien esta historia es necesario partir de más atrás.

Terminada la guerra contra la confederación,
1) Chile se consolidó como “la” potencia en sud América
2) Chile intervino activamente en la política boliviana con el fin de impedir el retorno de Santa Cruz.
3) Gamarra declaró la guerra a Bolivia y el Perú terminó perdiendo Tacna y Arica.
4) Chile fue mediador en el conflicto y como consecuencia  Bolivia devolvió Tacna y Arica a cambio del libre tránsito de mercaderías por Arica.  Hay antecedentes de que después Ballivián quiso declarar la guerra para apoderarse nuevamente de Arica.

En 1857 ascendió a la presidencia de Bolivia don José María Linares quién inauguró en Bolivia la política del “libre cambio” y planeaba apoderarse de Tacna y Arica para “redondear el territorio” boliviano, y aquí viene lo notable. Mariano Baptista era muy cercano a él y  Carlos Walker Martínez se casó con su hija, de modo que debe haber existido alguna afinidad entre ellos y en Chile, por lo menos una persona  conoció  los planes de Linares, que deben haber tenidopartidarios en Bolivia.

Linares fue derrocado por Achá, quien trató de declarar la guerra a Chile con apoyo del Perú; Achá fue a su vez derrocado por Melgarejo, quién parece haber continuado la política de lLinares.  Dado que Santa Cruz había desaparecido del escenario,  había una absoluta indiferencia en Chile por la política interna de Bolivia.

Todo cambió con la guerra con España. Chile, que la inició, buscó la alianza del Perú (la obtuvo con Prado) y el Perú logró incorporar a Bolivia y a Ecuador en la alianza. Terminada la guerra Chile quedó postrado y el Perú triunfante y rico. En este escenario, Chile quería evitar a toda costa una nueva guerra, firmó el tratado de 1866 con Bolivia (en  y se produjo el acercamiento entre Chile y Melgarejo.  

El tratado de 1866 produjo descontento en Chile y un gran alboroto en Perú; las relaciones con Chile se deterioraron rápidamente y desde el Perú  se produjo una activa campaña  para derrocar a Melgarejo, lo que se logró con la complicidad de Daza.  Tengo antecedentes vagos de que días antes de que el tratado se firmara, se produjo una “alianza secreta” entre grupos de Perú y Bolivia, que incluía ese objetivo,.

En 1874 Walker Martinez y Baptista convinieron el tratado de 1874 . Durante las conferencias de Aarica, Lillo y Baptista sostuvieron las últimas negociaciones sobre el tema pero prevaleció en Bolivia la opinión de los que querían confederarse con Perú

Cuando asumió Pardo, las relaciones con Chile empeoraron  En 1873 se produjo el estanco del salitre, que arruinó a algunos inversionistas (supongo que había chilenos entre ellos) y en 1875 se confiscaron las salitreras, acción que sabemos con seguridad arruinó a muchos en Chile.

Hay antecedentes claros de que el Perú no fue ajeno al impuesto de 10ç y de que el gobierno peruano había llegado a un acuerdo aduanero muy ventajosos para Bolivia a cambio de la aplicación del impuesto.

Lo expuesto son los hechos, confirmables en cualquier libro de historia.   Ahora vienen las conjeturas.

1) Desde la derrota de Gammara,  había en Bolivia personas que deseaban y consideraban posible conquistar Arica. Se sabe de Ballivián, Linares y Melgarejo. Al lado opuesto estaban los que seguían la política pro peruana  y/o deseaban confederarse con Perú. (Morales, Corral, Aguirre (y Daza que se vendió a Morales traicionando a Melgarejo)

2) Había en Chile personas que deseaban recuperar el territorio cedido a Bolivia en 1866, a los que se sumaron los perjudicados por el estanco y las expropiaciones de las salitreras de Tarapacá. Los expropiados buscaron sin éxito la intervención del gobierno chileno, pero ...

3)  Chile no estaba para guerras. Aaprovechando la cercanía entre Baptista y Walker Martínez, firmó con Bolivia el tratado de 1874, haciendo muchas concesiones para lograrlo. Mientras se discutía el tratado, el Perú buscó insistentemente de provocar la guerra entre Bolivia y Chile para obligarnos a fijar el límite en el río Salado (hecho comprobado), promovía la violenta y decidida oposición a la ratificación del tratado, y la adhesión de Argentina para la guerra con Chile (hecho también comprobado).

4) Los trbajadores chilenos eran muy maltratados en Perú.  El maltrato era general pero al revés de los chinos, los chilenos tenían su patria al lado y los ecos de los abusos resonaban en el alma solidaria del chileno, inflamándola con deseos de venganza;

5) En 1875 en el Perú la ruina fiscal impulsaba el monopolio,  buscaba los medios para controlar la totalidad del salitre boliviano (hecho comprobado) y ponía sus ojos en las explotaciones que habían comenzado en Taltal (territorio indiscutiblemente chileno),.  Se temía que la presión del Perú arruinara las inversiones en Antofagasta. El gobierno chileno se mantenía totalmente al margen

Así, no es raro que los perjudicados por las confiscaciones,  y los amenazados por la política boliviana, al no encontrar apoyo en el gobierno chileno (la decisión de ocupar Antofagasta se tomó el 11 de febrero para evitar el remate y la de declarar la guerra se tomó el 1º de abril después de muchas vacilaciones) , hayan actuado por su cuenta tratando de impulsar la captura de Tarapacá y Arica por Bolivia o, por lo menos, detener la confiscación de la CSFA, tratando con los opositores a Daza. Probablemente ontaban con levantar la opinión en Chile para forzar al gobierno a actuar Lo seguro es que no se convirtió en política de estado sino después de declarada la guerra.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru   

Volver arriba Ir abajo
 
Insinuaciones de Chile contra la integridad territorial del Peru
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» A LOS MINEROS DE CHILE
» Animo hermanos de Chile , fuerza en estos momentos duros.
» Monedas de Chile - Epoca Colonial e Republicana
» 1 Junio . Robert en la revista TV GRAMA ( Chile ) y en MAX ( Italia ).
» Prutah de las revueltas judías contra Roma (66-70 dC)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Páginas Heroicas :: Antecedentes y Declaratoria de Guerra :: Antecedentes-
Cambiar a: